Al agua no le pasamos ni una

Deja un comentario
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Es bien sabido que la exposición constante a las condiciones climáticas es una de las principales causas del deterioro acelerado en infraestructuras y edificaciones, así como que un mantenimiento adecuado es la garantía de su longevidad en buen estado. Hoy os hablaremos de un método de protección fundamental en la gran mayoría de instalaciones de carácter exterior: la impermeabilización.

La impermeabilización es una de las mejores opciones para combatir uno de los problemas más extendidos en los inmuebles: la humedad. Grietas, fisuras, manchas, aparición de hongos o pérdida de las cualidades del material son algunas de sus consecuencias directas. Así, el objetivo de todo tratamiento impermeabilizante es eliminar o reducir la porosidad del material sobre el que es aplicado, de manera que actúe como una barrera contra el paso del agua desde la superficie y, de esta forma, también se eviten las temidas filtraciones.

En este sentido, nos complace comunicaros que la familia de Pinturas Blatem ha crecido. Concretamente, nuestra línea de impermeabilizantes se ha visto enriquecida con la incorporación de un nuevo específico: Membrana de poliuretano. Curable por humedad, resistente a la intemperie, de excelente adherencia, con capacidad de puenteo y transitable; este producto es idóneo para aplicar en balcones, terrazas, baños, pavimentos con tránsito peatonal, canalones o depósitos de agua. Y su uso también puede extenderse a elementos de construcción tales como rasillas o gresites.

La Membrana de poliuretano permite lograr el cuidado deseado de una manera fácil por su aplicación, uniforme en el resultado y económica debido a su durabilidad. Por ello, su uso es recomendado frente a otros sistemas como las membranas de asfalto o de PVC.

De esta forma, esperamos simplificaros la ardua tarea de mantener vuestros hogares en perfectas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


7 − = 4