Prevenir las infecciones “a brochazos”

Deja un comentario
legionela

La innovación no cesa en verano. Así, en Pinturas Blatem hemos desarrollado una gama de productos que puede ayudar en la prevención de enfermedades infecciosas o toxiinfecciones. Se trata de Acriblatem, un acabado de poliuretano alifático capaz de aislar sistemas industriales sobre acero, metales no férricos y plásticos, en los cuales puede darse el desarrollo de bacterias nocivas para la salud. Acriblatem tiene cuerpo y brillo, no amarillea y presenta un excelente comportamiento al exterior. Además, su secado es rápido: apenas 30 minutos al tacto. Su aplicación se traduce en un revestimiento protector de gran adherencia y larga duración, idóneo para ambientes marinos exteriores o superficies sometidas a un continuo contacto con agua.

Aplicación práctica: Legionelosis

Una de las enfermedades infecciosas más frecuentes es la legionelosis, producida por la bacteria Legionella pneumophila, la cual está presente en los sistemas de agua de forma natural. Su proliferación suele agravarse en verano, con las altas temperaturas y la humedad. Así, su aparición puede darse fácilmente en torres de refrigeración, aires acondicionados, humidificadores o cañerías de agua, entre otros.

Uno de los casos más importantes de este año tuvo lugar a principios de verano en un hotel de la localidad alicantina de Calpe. En total, 17 personas se vieron afectadas de neumonía por legionelosis. Tras las correspondientes averiguaciones de la Conselleria de Sanidad y de la Red Nacional de Vigilancia Epidemológica, se determinó que el origen del brote se había dado en el spa.

La legionelosis no es una afección grave, mucho menos cuando su diagnóstico es temprano. Su transmisión no se produce de persona a persona o por ingerir determinada agua, sino por inhalar los aerosoles o pequeñas gotas de agua que hay en el ambiente. Los principales síntomas son fiebre, problemas gastrointestinales, dolor articular, tos, temblores o cefaleas, los cuales puede aparecer en un periodo de 2 a 10 días desde que se ha entrado en contacto con la bacteria.

Así, un adecuado mantenimiento y revestimiento de todo sistema que implique la conducción de agua puede limitar el crecimiento y expansión de los microorganismos de la legionelosis. La aplicación de Acriblatem en algunas instalaciones se plantea una opción fácil y económica en dicha tarea de prevención en materia de infecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


7 + = 14