El diccionario de los pintores (I)

Deja un comentario
pared

En Pinturas Blatem nos hemos propuesto no solo que os animéis a coger brocha y pincel, sino que también ampliéis vuestro conocimiento en esta materia. Para ello, hemos ideado una suerte de diccionario en el que vamos a compartir periódicamente aquellos términos que son frecuentemente consultados en nuestras tiendas, otros que consideramos básicos para trabajar en este ámbito y unos cuantos que hacen referencia a conceptos que pueden inspiraros e incitaros a innovar. En definitiva, queremos que os sintáis seguros.

Inauguramos este serial con “lavabilidad”, una característica que seguro habéis escuchado en más de una ocasión. La lavabilidad es la resistencia a la abrasión o frote en húmedo que presentan algunas pinturas. Así, una pintura lavable es aquella que resiste la acción de productos de limpieza de uso doméstico, como detergentes neutros disueltos en agua. En definitiva, las pinturas lavables son muy recomendables, porque permiten mantener una buena apariencia por más tiempo sin necesidad de repintar, de manera que se ahorra dinero.

Aprovechando que hablamos de limpieza, queremos daros también una serie de consejos. En primer lugar, sabed que las pinturas lavables se pueden limpiar sin que pierdan coloración, eso sí, si se hace con suavidad, sin frotar en exceso, porque entonces sí que se podría afectar al acabado de la película. Asimismo, deciros que mantener las paredes limpias debería ser una tarea periódica, sin esperar a encontrarse con manchas específicas. Por último, a la hora de proceder, antes de aplicar el producto de limpieza en cuestión, es recomendable que se elimine el polvo con una aspiradora o plumero suave.

En caso de manchas específicas, existen algunos trucos fáciles y efectivos. Por ejemplo, si se trata de una mancha de aceite, una opción sería emplear una esponja empapada en agua caliente con detergente líquido de lavavajillas y un poco de amoniaco. Por otra parte, las manchas realizadas por los muebles, el roce de los zapatos o las manos pueden quitarse en la mayoría de casos con goma de borrar.

Esperamos hayáis tomado buena nota de todo, porque dentro de poco os presentaremos un nuevo término a aprender ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


5 + = 13