¡Larga vida a los azulejos!

Deja un comentario
am_79222_2357179_973102

Renovar la imagen de la cocina o del baño suele relacionarse con un gran desembolso, ya que son estancias que siempre comprenden algo de obra. Sin embargo, existe una forma sencilla y económica para lograr el deseado rejuvenecimiento: ¡pintar los azulejos!

Esmalte, rodillo de algodón, cinta de carrocero, brocha para zonas difíciles y rotulador blanco especial para juntas son los materiales necesarios para iniciar la reconversión. Y los pasos no difieren mucho de los que generalmente se indican para pintar cualquier estancia del hogar:

  • En primer lugar, hay que limpiar la superficie. En el caso de los azulejos, un trapo con agua y jabón puede ser suficiente. En cuanto a las juntas, mejor frotar con un cepillo.
  • A continuación, como en cualquier pintado que se precie, se debe proteger el suelo con papel o plástico, así como los marcos de las puertas o interruptores con cinta de carrocero.
  • Acto seguido se procedería a aplicar el esmalte. Es recomendable removerlo previamente para que todos los componentes se mezclen y el color final sea regular. En caso de tener que aplicar un par de capas, es recomendable esperar unas horas. Leed siempre las recomendaciones del fabricante en cuestión.
  • Por último, rematar con la brocha aquellas zonas a las que no habéis podido acceder con el rodillo y remarcar las juntas en blanco con el rotulador.

Si se trata de la primera vez que pintáis los azulejos, es aconsejable hacer una prueba en alguno que esté un poco escondido, de manera que se puedan evitar malos resultados de textura o de color. Asimismo, se recomienda probar con diseños sencillos, como una línea de azulejos diferente a modo de cenefa. En cualquier caso, dibujad siempre sobre papel un boceto, más si se trata de formas geométricas o alternancia de color. La improvisación podría arruinar el trabajo.

En lo que al tipo de pintura se refiere, pueden emplearse esmaltes tradicionales, aunque hay que tener en cuenta que éstos precisan de una capa de imprimación. Así, si se quiere ahorrar tiempo y dinero, lo mejor es optar por esmaltes sintéticos específicos. Este es el caso de Blatemlux Azulejos, el cual está indicado para el pintado de toda clase de superficies cerámicas interiores. Este producto presenta una excelente cubrición o rendimiento y aplicabilidad, así como buen secado y gran resistencia a los golpes, roces y productos de limpieza.

¿Os animáis a darles brochazo y cuenta nueva a vuestros azulejos? :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


5 − = 4