Bien por fuera, bien por dentro

Deja un comentario
Fachada plaza

El refranero popular advierte “Por San Blas, la cigüeña verás” y ello nos ha hecho pensar en que, quizá, sea momento de prestar especial atención a las fachadas de nuestras respectivas casas. Porque un exterior en buen estado contribuye al mantenimiento del interior.

Para ello, hay algunos aspectos básicos a cuidar. Es el caso de las grietas o fisuras, las cuales suelen ser muy habituales por la incidencia de la climatología. Evitarlas puede ser tan sencillo como emplear revestimientos, los cuales protegen las superficies frente a la intemperie. En Pinturas Blatem, además, hemos desarrollado uno específico que actúa contra la aparición de moho, muy recomendable para zonas con alta humedad.

Otro de las cuestiones más comunes en lo que a exteriores se refiere son las filtraciones o goteras. Prácticamente todos los revestimientos repelen el agua, pero cuando la lluvia es un fenómeno frecuente se recomienda recurrir a impermeabilizantes, pues éstos ejercen una acción más eficaz y duradera con dicho fin. En este sentido, tenemos varias líneas de productos: con fibra (presentando más elasticidad ante las posibles contracciones del soporte sobre el que son aplicados) o invisibles para superficies porosas (ladrillos caravista, hormigón celular, piedra natural…), entre otros.

Las fachadas también pueden presentar problemáticas que dependen de terceros, como son los grafittis. Seguro que éstos os han ocasionado quebraderos de cabeza en alguna ocasión. Por ello, en Pinturas Blatem ofrecemos un acabado de poliuretano que facilita la eliminación de pintadas.

Por último, deciros que, del mismo que en una pintura de interior, la de las fachadas puede conservarse mejor con la aplicación de fijadores, los cuales no solo asientan, sino que también embellecen el acabado.

¿Nos ponemos manos a la obra?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


+ 9 = 12