Decorar con colores (I): el círculo cromático

Deja un comentario
Círculo cromático - Pinturas Blatem

Tenemos la suerte de contar con una decoradora profesional en nuestro equipo. Se llama Ana Monfort y, a partir de hoy, va a impartir una serie de lecciones básicas a través de este blog con vistas a que todos mejoremos el interiorismo de nuestro hogar :) Como no podía ser de otra manera, las primeras ‘clases’ van a abordar la materia que nos incumbe más directamente: los colores. ¿Preparados para tomar nota? ;)

Así como no hay dos personas iguales, no deberían haber dos casas iguales. Éstas deberían ser decoradas con el estilo que más guste a sus propietarios y el que mejor refleje su personalidad. Entonces, ¿por qué tenemos “reglas de diseño”? Porque, a pesar de que cada persona debe decorar a su manera, hay pautas a seguir que ayudan a asegurar que estilo y ambiente van unidos de la mejor manera posible.

Uno de los primeros principios del diseño es el color, por lo que conocer algunos de los conceptos básicos de la correspondiente teoría puede ayudar a la hora de decidir cuáles usar. El primer de ellos sería el círculo cromático estándar o paleta Theory, que se basa en los tres colores primarios: rojo, amarillo y azul.

Cuando se combinan dos de dichos colores se obtienen los secundarios, es decir, naranja, verde y morado. Finalmente, cuando se combinan un primario y un secundario se obtienen los colores intermedios o terciarios, los cuales son amarillo anaranjado, amarillo verdoso, azul verdoso, azul violeta, rojo violeta y rojo anaranjado. Es importante destacar que el color principal siempre aparece en primer lugar en los colores intermedios.

Sencillo, ¿no? Próximamente, ¡más! :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


5 − 2 =