“La rehabilitación de las ciudades es nuestro gran objetivo como arquitectos”

Deja un comentario
DG ARQUITECTO VALENCIA

En Pinturas Blatem seguimos profundizando en esta disciplina de la mano de sus profesionales. ¿Quiénes mejor? En esta ocasión, lo hacemos con Daniel González López (@DGArquitecto) e Isabel Roger Sánchez (@Isabel_Roger), dos jóvenes que, a pesar de un desalentador panorama, se han negado a renunciar a su vocación y, para ello, se han embarcado en un proyecto conjunto.

¿De dónde viene vuestra inquietud por la arquitectura?

Nuestra inquietud por la arquitectura, como ocurre con muchos compañeros, viene de muy lejos. Creo que muchos comenzamos a estudiar arquitectura por la pasión por el dibujo y las ganas de aprender a crear algo de la nada. Estas dos razones nos llevaron a elegir la arquitectura en nuestra época de estudiantes, pero es en la escuela donde ello dejó de ser tal y se convirtió, poco a poco, en una obsesión, en una forma de vida.

¿Cuándo, cómo y por qué decidisteis emprender en este ámbito con un estudio propio?

La andadura de nuestro estudio propio comenzó hace aproximadamente año y medio por dos motivos principalmente. Uno casi por obligación, ya que todos los estudios donde habíamos trabajado hasta entonces comenzaban a cerrar por la crisis y era muy difícil encontrar colaboraciones con otros, ya que los proyectos escaseaban. Y el otro motivo fue la necesidad de realizar nuestros propios proyectos, hacer nuestra propia arquitectura y la necesidad de comenzar a tratar directamente con los clientes. Creíamos que ya era hora y la crisis nos obligó y animó a comenzar esta aventura.

¿Cuáles creéis que son las líneas de trabajo que actualmente ofrecen más oportunidades?

Hoy en día la arquitectura está en crisis, como casi todo, y las oportunidades son pocas. Creemos que los grandes proyectos tal y como los conocemos hasta ahora han llegado a su fin. Para nosotros la rehabilitación es el futuro, pero no solo la rehabilitación a pequeña escala: creemos que la rehabilitación de las ciudades es nuestro gran objetivo como arquitectos. Tenemos que terminar de definir las ciudades. Pero eso se lo dejamos a otros compañeros. Nosotros nos hemos centrado en la rehabilitación a pequeña escala: ahora, nuestra actividad se basa principalmente en proyectos de reforma e interiorismo.

Tenéis experiencia profesional tanto a nivel nacional como internacional. En términos generales, ¿qué diferencias encontráis en el ejercicio de la profesión dentro y fuera de nuestras fronteras?

La figura del arquitecto es muy diferente en España al resto de países. Aquí el arquitecto es el encargado de todo el proyecto, desde la idea a la construcción de esta idea. En otros países esto no lo entienden, ya que el arquitecto solo se encarga de la idea y son otros los que la construyen y le dan forma.

En vuestro perfil en Twitter habláis de “hacer más humana la arquitectura”. ¿Qué queréis significar concretamente con ello y cómo proponéis conseguirlo?

Creemos que esta frase define nuestra forma de trabajar y de entender la arquitectura. La arquitectura siempre tiene que estar al servicio de las personas y pensamos que como arquitectos no nos podemos olvidar de esto.

Hablando de redes sociales, ¿qué os ha reportado vuestra presencia online en el plano profesional?

Nuestra presencia en las redes sociales comenzó un poco de casualidad, como un experimento, pero poco a poco se convirtió en nuestra forma de darnos a conocer y en una parte importante de nuestro estudio. Las redes sociales nos ayudan a conocer compañeros, potenciales clientes, personas interesadas por la arquitectura, por el diseño… Pero, sobre todo, nos ayudan a aprender, a conocer proyectos y a seguir ilusionados por la arquitectura en esta época que nos está tocando vivir de crisis.

Vuestro consejo para quienes están terminando sus estudios en esta disciplina y, por tanto, a la puertas del mercado laboral sería…

Difícil poder dar consejos en esta época de desánimo a los futuros arquitectos, aunque si algo tenemos que decir y que nosotros aplicamos en nuestro día a día es que no se pierda la ilusión por la arquitectura.

¿Qué derroteros os gustaría que tomase la arquitectura en un futuro próximo?

Nos gustaría que nuestra profesión volviera a estar bien considerada, que la gente nos volviera a ver como algo necesario para la sociedad, no como un simple trámite, pero para que esto comience a cambiar tenemos mucho que hacer los arquitectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


+ 5 = 8