Hogares listos para un nuevo otoño

Deja un comentario
Consejos sobre el hogar para la llegada del otoño Pinturas Blatem

El cambio de estación es prácticamente inminente y ello implica que las casas precisan de una puesta a punto que las acondicione correctamente para hacer frente a los próximos meses sin comprometer el confort de quienes las habitan. Se trata de sencillas tareas que, realizadas a tiempo, pueden ahorrar algún que otro contratiempo y facilitar la transición a la época más fría del año. Por ejemplo…

  • El fin del verano o el regreso tras las vacaciones es un momento idóneo para hacer una limpieza a fondo, pues ahora es cuando se vuelve a pasar más tiempo en casa. Una vez metidos en harina, es recomendable aprovechar para valorar qué muebles o elementos decorativos merecen ser donados, reciclados o, en su defecto, desechados. A veces, se tiende a acumular por defecto y no siempre se le da un uso real a los objetos almacenados.
  • Obviamente, las condiciones meteorológicas invitan a disfrutar menos de los exteriores durante el otoño, pero ello no ha de ser sinónimo de abandono. Si se tiene claro que no se va a hacer más vida en el jardín, balcón o terraza, hay que proteger o guardar los muebles que allí se tienen; así como recoger los toldos. De esta manera, se garantiza su buena conservación y el año que viene podrán volver a ser útiles.
  • De nuevo en el interior del hogar, es muy importante revisar la caldera y purgar los radiadores. Las temperaturas empiezan a descender progresivamente y es mejor estar seguros de que ambos dispositivos podrán responder como toca cuando llegue su momento de pleno rendimiento.
  • Asimismo, con vistas a que el frío no haga especial mella dentro de la vivienda, es aconsejable proceder con el cambio de textiles: sacar las alfombras, poner las mantas o las colchas de mayor grosor y, en caso de tener unas, colgar las cortinas de invierno. De este modo, las estancias comenzarán a aclimatarse para combatir la climatología propia de esta estación.
  • Por último, otro paso fundamental sería comprobar que la impermeabilización y el aislamiento de la casa en particular y del edificio en general son correctos. En este sentido, no hablamos solo de una cuestión de bienestar, sino también de ahorro energético.

Dicho esto, ¿lo tenéis todo listo para un nuevo otoño? ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


1 + 2 =