Preguntas frecuentes al usar pintura magnética

Deja un comentario
pintura iman

El ámbito de la decoración y el interiorismo está en constante evolución y cada cierto tiempo surgen nuevas tendencias que todos deseamos aplicar en nuestras viviendas. Una de estas es la pintura imán, un novedoso producto que sirve para convertir cualquier pared en una superficie magnética. Esta pintura tiene muchos usos tanto en ambientes laborales como en el hogar y es la mejor opción para dar utilidad a las paredes sin perder de vista la estética.

 

Aunque está pintura tiene mucho tirón en la actualidad, siempre hay algunas dudas que surgen a la hora de utilizarla. A continuación respondemos a las cuestiones más habituales al utilizar la Pintura Imán de Blatem.

 

pintura iman

 

¿Cómo se utiliza la pintura imán?

Pintar con la Pintura Imán de Blatem es casi tan sencillo como hacerlo con cualquier otra pintura. Antes de comenzar hay que limpiar bien la superficie para eliminar restos de polvo y suciedad. Seguidamente, se prepara la superficie a pintar con la imprimación adecuada:

 

  • Para superficies de hormigón, cemento o yeso utilizar el Fijador Sellador Acrílico de Blatem.

  • En superficies de madera hay que fondear con la Selladora Sintética Blatem.

  • Para superficies metálicas aplicar imprimaciones sintéticas o epoxi en base acuosa o solvente.


Una vez esté lista la superficie habrá que preparar el producto. Para ello hay que removerlo bien hasta que la pintura quede completamente homogénea y después proceder a aplicar la primera mano de pintura. La pintura imán se puede aplicar con brocha o rodillo sin diluir, o bien con pistola airless diluida entre un 10% y un 20% con agua.

 

Para obtener el resultado adecuado hay que aplicar tres capas de pintura dejando al menos una hora de secado entre una mano y otra. Por último, se recomienda recubrir la superficie con alguna pintura plástica o esmalte acrílico al agua.

 

¿Sobre qué tipo de superficies se puede usar?

La pintura imán se puede aplicar sobre numerosas superficies, ya que presenta un alto grado de adherencia y resistencia. Como hemos visto en la pregunta anterior, se puede emplear en paredes de obra (yeso, cemento, hormigón…), pero también en superficies de madera, metal y galvanizados.

 

¿Con qué está formulada la pintura imán?, ¿puede ser tóxica?

En Pinturas Blatem tenemos un compromiso con nuestros clientes y garantizamos la seguridad y salubridad de nuestros productos. La Pintura Imán de Blatem no contiene plomo, sino que está formulada a base de partículas de hierro que son las que crean ese efecto magnético sobre las superficies.

 

pintura iman de blatem

 

¿Se puede combinar con otro producto?

Aunque se recomienda recubrir la superficie pintada con otro tipo de pintura plástica o esmalte al agua, la Pintura Imán también puede combinarse con otro de nuestros productos estrella: Rotularte. Rotularte es un producto que permite convertir las paredes en pizarras en las que poder escribir con rotulador y después limpiar sin que quede ni rastro. Combinando ambos producto se consigue una doble funcionalidad ideal para entornos docentes y de trabajo, pero también para habitaciones infantiles.

 

¿Es muy difícil de limpiar?

Las superficies pintadas con pintura imán se pueden limpiar con un paño húmedo para quitar el polvo y posibles restos de suciedad. En el caso de utilizar otros productos de limpieza más fuertes hay consultar su idoneidad para este tipo de pinturas.

 

¿Tienes más preguntas sobre la pintura imán? Mira este vídeo tutorial y obtén todas las respuestas al respecto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


4 − = 0