Cuál es la mejor época para pintar la casa

Comentarios desactivados
mejor epoca para pintar

 

Pintar la casa con frecuencia es una de las recomendaciones más extendidas por los profesionales. Es un aspecto imprescindible si queremos mantener nuestro hogar en óptimas condiciones, revalorizarlo y evitar problemas mayores.

 

Ventajas de pintar la casa periódicamente

La pintura no es solo una cuestión decorativa o estética, sino que tiene otras muchas funciones y aporta beneficios de gran valor:

  • Prevenir y corregir humedades y grietas. Pintar con regularidad el exterior y el interior del edificio nos va ahorrar muchos quebraderos de cabeza. Usando el tipo de pintura correcto y aplicando la técnica adecuada conseguimos controlar las humedades y reparar esas pequeñas grietas que, poco a poco, pueden llegar a deteriorar seriamente nuestra casa. La ausencia de un mantenimiento frecuente derivará, casi con total seguridad, en tener que acometer a medio plazo reformas urgentes, complejas y costosas.

  • Mejorar la higiene. Pintar las paredes es la mejor manera de higienizar la casa, eliminar manchas y elementos nocivos, como el moho, y reparar pequeños agujeros o grietas en las paredes. Por este motivo, podemos afirmar que pintar es invertir en bienestar y salud.

  • Aislamiento térmico y acústico. El mercado de las pinturas ha evolucionado mucho con el paso de los años y en la actualidad existen tratamientos con propiedades aislantes que ayudan a aislar fachadas y paredes de las temperaturas extremas y de los ruidos. En Pinturas Blatem disponen de diversos revestimientos protectores, así como de una sistema propio de aislamiento SATE: SATEFFIC.

  • Impermeabilizar cubiertas y terrazas. También existen pinturas y tratamientos impermeabilizantes que ayudan a prevenir y solucionar problemas de filtraciones, goteras y humedades provocadas por diversas patologías que pueden afectar a las cubiertas.


Descubre cuál es la mejor época para pintar la casa

Pintar nuestro hogar es necesario y ventajoso, pero a la hora de planificar y programar los trabajos de pintura debemos tener muy en cuenta que no todas las épocas del año ni las condiciones meteorológicas son buenas para pintar.

Las temperaturas muy bajas pueden provocar que la pintura se seque muy lentamente, pero un exceso de calor también es negativo porque puede provocar ampollas en la propia pintura. Asimismo, en el caso de las pinturas en exteriores hay que tener mucho cuidado con la lluvia, ya que complica o imposibilita el trabajo.

Entonces, ¿cuál es la mejor época para pintar? A continuación, te explicamos los pros y contras de cada estación o época del año y, lo más importante, cuáles son las condiciones idóneas para pintar la casa.

 

Pintar en primavera: posiblemente la mejor época para hacerlo

La primavera se caracteriza normalmente por temperaturas suaves, ideales para que la pintura se seque en el tiempo justo, sin que se dilate o se acelere demasiado el proceso. Esto hace que el resultado en esta época del año pueda ser plenamente satisfactorio.

Además, es una temporada agradable para trabajar tanto dentro como fuera de casa, sin el agobio del calor excesivo ni la incomodidad del frío.

El único inconveniente quizás sea que suele ser una época de lluvias, lo que puede obligar a posponer la aplicación de la pintura en paredes exteriores, terrazas o cubiertas.

 

Pintar en verano: las altas temperaturas pueden estropear la pintura

El verano es una de las épocas por excelencia para pintar la casa, algo comprensible por el buen tiempo y porque la gente dispone de más tiempo libre.

En principio es también una buena estación para pintar tanto dentro como fuera de los inmuebles y tiene la ventaja añadida de que es posible dejar las ventanas abiertas para ayudar a que la pintura se seque antes y que desaparezca el olor de recién pintado (que a veces puede resultar bastante molesto).

Sin embargo, no debemos olvidar que las temperaturas de más de 30-35 grados y la humedad por encima del 70-80% no se consideran condiciones idóneas para pintar porque se corre el peligro de que la pintura se seque demasiado rápido, llegándose a producir ampollas.

 

Pintar en otoño: tampoco es mala idea

Si vivimos en un zona de temperaturas generalmente suaves, la opción de pintar durante el otoño no es mala, ya que lo normal es que no se den temperaturas extremas que puedan estropear el proceso de aplicación y secado de la pintura.

El único handicap es que en determinadas zonas geográficas durante estos meses del año se dan fuertes rachas de viento, así como lluvias intensas. Por lo que en dichas áreas no será conveniente pintar en otoño.

 

Pintar en invierno: no es aconsejable por debajo de los 5 grados

El problema de pintar el invierno es precisamente que el secado de la pintura es muy lento, sobre todo si las temperaturas se sitúan por debajo de los 5 grados. Además, si se trata de pintar exteriores no es cómodo y, muchas veces, ni siquiera posible.

Se trata posiblemente de la peor época del año para pintar, aunque por contra será la temporada en la que mayor disponibilidad encuentres por parte de los profesionales de la pintura.

 

 

Cuáles son las mejores condiciones para pintar la casa

Una vez hemos visto las particularidades que tiene cada época a la hora de pintar una vivienda, podemos concluir que estas son las condiciones idóneas:

  1. La temperatura no debería ser inferior a 5º ni superior a 35º. Los valores por debajo o por encima de estas cifras pueden afectar negativamente a la aplicación y la resistencia de la pintura, bien porque tarde en secarse o porque lo haga demasiado rápido.

  2. En general se considera una temperatura ideal para pintar la comprendida entre 10º y 30º, con una humedad relativa que no supere el 70%. En estas condiciones la pintura se seca en los tiempos ideales y, además, es cómodo trabajar.

  3. Debemos evitar los días lluviosos, con nieve y con exceso de viento para asegurar un buen resultado, así como por la seguridad durante la realización de los trabajos.

Nuestra recomendación es que planifiques tu trabajo de pintura tratando de cuadrar las épocas de mejor tiempo atmosférico con, lógicamente, tu propia disponibilidad o la del profesional que contrates. Y, por supuesto, resuelve siempre tus dudas y déjate aconsejar por un especialista.

Imágenes: Freepik

Los comentarios están cerrados.